Tres Mandatos del Liderazgo (Anthony Robbins)

     He estado viendo por YouTube un vídeo de Tony Robbins, alguien cuyos libros han marcado para mí definitivamente un antes y un después. Aunque es escaso el material subtitulado que se puede encontrar hasta ahora, me decanto por el vídeo en el que expone los Tres Mandatos del Liderazgo, el cual no me resisto a reproducir parcialmente por escrito:
Imagen
The Three Mandates of Leadership:
1. See it as it is.
2. See it better than it is.
3. Make it the way you see it.
     “No estoy aquí porque crea en el pensamiento positivo. Eso no es lo que yo creo. Yo creo que si en realidad quieres ser efectivo, ¡tienes que decir la verdad! De hecho, hay Tres Mandatos en el Liderazgo:
     El primer mandato para liderar no es ser positivo. El primer mandato es VERLO COMO ES, pero ¡NO PEOR DE LO QUE ES! Si quieres ser un líder, paso número uno: di la verdad. Míralo como es, pero no lo mires peor de lo que es, de manera que no tengas la excusa de no intentarlo. Se necesitan agallas para ponerte a ti mismo en el borde, se necesitan agallas para decir: voy a hacer que esto funcione. Se necesitan agallas para decir: voy a creer que puedo saber que puedo estar decepcionado o destrozado. La decepción es una emoción buena si sabes cómo usarla. Cualquiera puede verlo como es y quizás ser honesto. Pero aquí está el verdadero secreto:
     Cuando se te ocurre una visión el segundo paso es VERLO MEJOR DE LO QUE ES. Para verlo como es tienes que ser honesto. Y no hay nadie que no haya hecho cosas en su vida que pudieron haberse hecho mejor, pero si pudiéramos averiguar lo que son y decirnos a nosotros mismos la verdad, sin importar lo que piensen los demás, entonces tendríamos la oportunidad de hacer un cambio. Ningún individuo u organización puede mejorar algo hasta que admita que hay algo que no está bien. ¿Sabes cuál es el problema? Que nadie quiere estar equivocado para no compararnos con otros que lo están haciendo mejor y así sentirnos muy bien. Pero puedes subir al segundo paso, viéndolo mejor de lo que es, y establecer eso como tu estándar. Estándar no es algo que tienes que alcanzar, no es un objetivo… Es algo que vives, respiras; y encuentras la manera de llegar sin importar lo que pase. Si no hay manera, el líder hace la manera. Hay una diferencia entre “debería” y “tiene que ser”. Es mejor que creas que sí la hay; cuando esos estándares son para ti un “Tiene que ser”, vas a encontrar la manera.
     Y la tercera clave es que, una vez que lo ves mejor de lo que es, HAZLO DE ESA MANERA: ¡tienes que tomar una acción masiva! Tienes que ser ingenioso, tienes que encontrar la manera de hacer lo que quieres. No te conformes. Lo que nos hace felices es el PROGRESO. No importa lo que hayas alcanzado si no sientes que aún estás creciendo, si no sientes que aún estás contribuyendo; si no sientes que hay algún progreso en tu vida, vas a ser infeliz. El progreso es el juego, ¡es estar vivo!”
     Verdaderamente, es muy difícil decir tanto en tan poco tiempo. La vida es evolución y, o bien podemos caminar con ella de la mano progresando, o bien podemos darle la espalda, estancarnos en la infelicidad y guarecernos bajo una cáscara de nuez. Tan sencillo como evidente. No obstante, muy a menudo lo olvidamos, y buena falta hace que de vez en cuando alguien con profundidad de campo y amplio horizonte de expectativas nos aclare la mente, nos ilumine la vista y nos muestre cuán estrecha era nuestra manera de pensar y de ver. Aposentados en nuestra particular caverna, contemplando el sueño de una sombra -el mapa de nuestras interpretaciones-, no veíamos a nuestras espaldas el territorio de los hechos, de la experiencia en acción que nos proporciona la verdadera medida de las cosas, la medida de la vida tal como es, con su belleza y sordidez, pero con sus posibilidades de progreso personal parejo a la evolución cósmica que siempre y ahora tiene lugar. Gracias a personas como Tony Robbins, que con su permanente contribución a la causa del progreso y evolución humanos encuentran precisamente la manera de construir un mundo mejor con todos y, en consecuencia, para todos.
     Gracias Tony.
Anuncios